ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

martes, 1 de enero de 2008

NEBULOSA SOCIAL

No es un problema exclusivamente mío. La gente nos vamos haciendo mayores, tenemos trabajos, viajamos, nos casamos, tenemos familia… Poco a poco las obligaciones nos van robando tiempo libre, lo van cambiando de disposición o nos cambian de sitio. Hay gente que tiene suerte, y bien sus ganas de vida social ajena a su propio círculo más interno disminuyen o bien lleva bien la disminución de esa vida social. Otros tienen aún más suerte, tienen un don innato para hacer nuevas amistades, para conocer nueva gente y conseguir integrarse en otros grupos. A otros nos cuesta.

Estamos cada día más rodeados de gente. Compañeros de trabajo, gimnasios, clientes… No obstante, es cada vez más difícil obtener nuevas relaciones sociales de cierta profundidad. Y no hablo ya de hacer amigos del alma, si no de la simple dificultad para conseguir ampliar la gente con la que te tomas un café o te vas a tomar unas copas. Tenemos el móvil de gente y gente, pero si tratas de utilizarlo normalmente no hayas respuesta. Lo reconozco, cuando me atrevo a utilizarlos, que soy tímido, suelo enviar un sms. Que no te respondan es menos duro que no cojan el teléfono o que te digan no de viva voz (y quiero pensar que para el destinatario también). Cada día cuesta más conseguir que la gente se abra.

Hay un término que se emplea mucho y que yo elevo a la categoría de concepto: el “Círculo Social”. Un círculo es una figura cerrada, en contacto con el exterior pero aislada. El término me resulta muy descriptivo. Como buen Coyote eso no va a hacer que me rinda ni deje de intentar “romper” círculos. A mí me gusta otro concepto, no se qué os parecerá, pero pensad en ello. Abogo por la “Nebulosa Social”, por ponérselo un poquito más fácil a quien quiere acercarse a nosotros. Por nada del mundo debemos olvidar a los que permanecen cerca de nosotros en los momentos más duros, a la gente que toda la vida nos ha querido. Pero eso no debe impedirnos dejar que la gente entre y salga de nuestras vidas, se aproxime todo lo que quiera aunque pueda alejarse después. Cada vez corremos menos ese riesgo, y, posiblemente, nos estemos perdiendo personas que merezcan mucho la pena. ¿Corremos el riesgo?.

Miguel Angel.
CYBRGHOST

1 comentario:

  1. Creo que debemos correr ese riesgo, aunque realmente no creo que sea tal. Todo lo contrario, como bien dices, nos perdemos muchas personas que merecen la pena por el simple hecho de manejar el concepto "círculo social"... y eso es una lástima. Hasta las persona que menos esperamos, las que consideramos más lejanas, más ajenas... pueden ofrecernos muchas cosas... Ro.

    ResponderEliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.