ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 13 de diciembre de 2012

LA DIGNIDAD DEL TRAPECISTA.



“Hemos nacido para ser malabaristas, todas lo somos”. Se lo había dicho su padre, su madre, sus tías, sus primas… toda su familia en su exiguo día de vida. Pero ella se empeñó en ser trapecista. Había nacido con unas alas prodigiosas que le permitían unas acrobacias aéreas increíbles, unos giros imposibles, de destreza nunca vista en aquel lugar. Pero claro, con tres días sus reflejos ya no eran los mismos, y al final una mano la atrapó y arrancó sus preciadas alas. Al final acabó empalada en un alfiler, como toda su familia, generación tras generación. Pero se negó a mover una sola pata ante aquel estúpido juguete.


Cybrghost



 


Safe Creative
#1102048416900



Para el Taller de Escritura Creativa de la Casa de Las Conchas sobre las “Moscas Malabaristas”

6 comentarios:

  1. No lo leí por el lado de la fama. Lo pensé por ese secreto deseo de torcer el destino aún a sabiendas del final. Me encantó, Cybr!

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay un alma caritativa dispuesta a cortarte las alas...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es ley de vida, pero cada cual escoge como vivirla.

      Eliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.