ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 20 de marzo de 2014

EL PRÍNCIPE SALIÓ RANA Y NO FUE UN CUENTO

 Priscila era una chica soñadora y obediente. Desde pequeñita tuvo fijación por ir a una charca cercana a su casa. Cuando le preguntaban dónde iba siempre contestaba que iba a buscar a su príncipe. Cuando creció se convirtió en una joven preciosa, a la que no le faltaban pretendientes. Sus padres insistieron en que se quedase con uno de muy buena posición, guapo, educado… un auténtico príncipe que, decían, la iba a tener como a una reina. Se casaron con gran boato, pero pronto a nuestro príncipe se le destiñó el azul. La vida de Priscila oscilaba entre el rojo y el negro, dependiendo de las ganas de batalla que tuviese su esposo. Ella seguía siendo la misma chica obediente, soñar ya no podía, aunque para él nada era suficiente. Un día decidió ponerse su vestido de boda, aquel con el que parecía una verdadera princesita, y volar. Ahora, si quieres verla, sólo puede ser en noches de luna llena, en aquella charca. Si le preguntas, te mirará hasta helarte el alma y te dirá que anda buscando a un verdadero príncipe.


Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Con este texto he participado en la cuarta convocatoria de Tangram Proyect en su parte de textos. El texto está inspirado en una fotografía preciosa de Marta Cruz,"Novia en el río", que no puedo reproducir aquí, así que os animo a ver el conjunto pinchando aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.