ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 18 de diciembre de 2014

DESHABITUADO



Había escrito cien veces: te quiero. Así, cada día al levantarse, ventiún días seguidos. Y se había esforzado en cumplir esa premisa cada uno de esos días del amanecer a la noche. Debía todo a aquella mujer, merecía su amor. Pero por más que digan, no siempre es posible crear un hábito.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Para ReC (Relatos en Cadena). Frase de inicio obligado en cursiva.

9 comentarios:

  1. Me parece redondo. Con la frase inicial perfectamente integrada en el texto.

    Si, definitivamente, felicidades

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro tu opinión. Como de costumbre, no lo suficiente.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar
  2. El hábito no hace al monje... Ni al amante. El hábito mata al amor además

    ResponderEliminar
  3. El hábito no hace al monje... Ni al amante. El hábito mata al amor además

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso descubrió el personaje, aunque digan que en 21 días se crea un hábito.
      Si el hábito mata al amor no lo sé.
      Gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar
  4. La frase de inicio era rara y tú le has sacado partido desmarcándote muy bien del tema que sugería para obligarnos a mirar a lo que realmente somos o nos pasa. Curiosamente uno de los peores enemigos del amor aparece cuando se convierte en un hábito porque lo siguiente que le viene es ser rutina. Enhorabuena por la propuesta. Mucha suerte para el próximo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu generoso análisis. El próximo no lo mandé, no tengo tiempo para ser asiduo. Y no estoy hecho para este concurso, bueno, para los concursos, pero gracias también.
      Y gracias por leer y aún más por comentar incluso más allá de la última entrada.

      Eliminar
  5. Para amar no se necesita crear ningún hábito, pues amar, no es un acto que se pueda olvidar. Y no se ama porque se lo merezca la otra persona, sino porque uno está en «estado de merecerlo»

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que mi personaje ya ha tomado cumplida cuenta de tus palabras.
      Gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.