ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 9 de abril de 2015

CONJURANDO A LA MUERTE




Cuando la voz que a todos nos reclama pronuncie mi nombre, no quiero que nadie llore al devolverme a la tierra. Llevadme a mi único campo, desandad el camino que fue surcando mi huella. Haced en ese campo mi tumba, de noche y con luna llena. Si lo hacéis tal como os digo, burlaré la eterna condena y brotaré manantial al llegar la primavera. Y así volveré a vosotros, dando vida a las cosechas.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

7 comentarios:

  1. Una buena nueva vida, sin lugar a dudas.
    Me gustó mucho. Porque parece que te va a llevar hacia el hombre del saco o el hombre del lobo (nos ponemos con frecuencia siempre muy tremendos, al menos yo), sin embargo... nada más distinto. Buen y sorprendente final.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pretendóa jugar con la poesía, y aunque soy dado a lo "tremendo" me pareció mejor así.
      Gracias or leer y aún más por comentar.

      Eliminar
  2. Buen micro, Miguel Ángel; fluido y con un final vitalista, de los que no abundan tanto en el ámbito del microrrelato (de allí su acierto).

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hecho de que el ejercicio fuera poético marcó ese final.
      Muchas gracias por leer y ún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  3. Qué bonito y qué imagen más buena del ciclo natural. Fluye como la vida ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Bonito mensaje, Miguel Ángel, y muy bien presentado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Celebro que te guste mi peculiar ciclo de la vida.
      Gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.