Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

EN EL NOMBRE DEL PADRE

Sus Manos arañaban ansiosas en terreno mientras repetía “ya voy hijo, aguanta” como una letanía. Fue retirando enloquecido tierra y más tierra hasta acudir a la llamada de auxilio. Rodeado de una turba armada y rabiosa, el chico se acurrucaba lloroso en un rincón llamando a su padre. Él decía que siempre podía oírlo. La batida confirmó su sospecha: el chico era portador del Mal. Pero, ahora que había llegado su padre, nadie se atrevía a dar un paso.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

ORGANIZAR LA COARTADA

Lo que usted diga doctor Frankenstein, le debo la vida. Aunque no entiendo para qué me dotó de un intelecto elevado si quiere que pase por estúpido; ni por qué mantener más días las suturas del rostro. Pero representaré mi papel y antes de viajar tan lejos como alcance pasaré armando jaleo por esa calle… ­— El doctor apenas escuchaba a su criatura absorto aún en las palabras de rechazo que Rose le había dedicado anoche.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

ACLARACIÓN IMPORTANTE

Esto NO es un bajón, esto NO es un lamento. NO ESTOY MAL y por eso lo pongo. Esto es SÓLO UNA ACLARACIÓN
NO soy escritor, sólo un simple aficionado a juntar letras, sin la dedicación suficiente ni a la lectura ni a escribir.
NO SOY EXPERTO EN NADA. No soy como me atribuyen un experto en microteatro (quien necesite uno en mi muro lxs hay, que me lo diga). Ni siquiera en microrrelato que lo he practicado más y a juzgar por concursos y publicaciones, no demasiado bien. Apenas si tengo un puñado de relatos, inéditos todos y que necesitarían casi en su totalidad hacerse de nuevo. Y no sabría ni por dónde empezar una novela. Igual un día pude ser "algo" parecido a escritor, pero no estuve donde había que estar y no supe aprovechar mis oportunidades. Me introduje casualmente en el microteatro, sólo he estrenado una obra y era de un taller (y apenas tuvo recorrido). Y de esa obra sólo el texto es mío. De los otros dos textos uno ni siquiera llega a la extensión debida. Y cuanto más an…