ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

lunes, 2 de mayo de 2011

EL ABUELLO III



Allí, frente al espejo del baño, repasaba cada detalle. Bien afeitado, y eso que ponerse las gafas para apurar bien le hacía sentir ridículo. El traje de los domingos, o bueno, el traje, porque nunca tuvo otro, bien cepillado y sin una mancha. La corbata, que no recordaba la última vez que se la puso. Y un clavel en la solapa, que si recordaba la última vez que se lo puso, y la única, el día de su boda. A él le seguía pareciendo una mariconada, pero a las mujeres les gustan esas tonterías.
Se sentía un poco estúpido. No tenía edad ya para temblarle las piernas si no era por la circulación o la artrosis. Y a los ochenta, los nudos en el estómago se deben a una digestión pesada o a la hernia de hiato. Pero ahí estaba él, frente al espejo del baño, arreglándose como si fuera su primera comunión, temblando como un flan y con un nudo en la boca del estómago.
Cogió el bastón, pero en el último momento lo dejó contra la pared. Y enfiló la puerta, emocionado como un chiquillo.

Cybrghost

Safe Creative #1102048416900

18 comentarios:

  1. Jejeje, tierno el abuelo, poniéndose la mariconada del clavel! Espero que la cita no vaya a ser con una anciana muy flaca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me pregunto con quien había quedado, parece que con una chica, mujer o abuela... Un relato muy descriptivo, que nos hace acompañar al abuelo fuera.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Incluso si la cita no es con final feliz, suena muy romántico.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. El joven corazón del abuelo nos deja a todos en su sitio. Siempre era el viejo, sin embargo qué equivocados estábamos.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  5. Que nunca dejemos de temblar. Mi más sincera y efusiva felicitación al Sr. Abuelo, siga viviendo.

    Un abrazo

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  6. Le llevó menos tiempo cambiar por dentro que por fuera. Eso está muy bien.

    ResponderEliminar
  7. Bien por el abuelo!!!!
    Has escrito un micro precioso, Cybr.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Lo has descrito perfectamente, me lo he imaginado al abuelo todo puesto para su cita :)
    me gustó mucho

    ResponderEliminar
  9. Precioso y tierno. Me ha recordado a mi abuela cuando empezó a ir a los bailes del centro de jubilados. Quizás se encontrase allí con tu protagonista. Hay cosas, como las mariposas en el estómago, que no tienen edad
    Saludillos

    ResponderEliminar
  10. Muy nítida descripción, y emotiva. (Jaja, no puedo evitar que la frase "temblar como flan" me remita a la canción popera de esa banda adolescente y comercialota) Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Qué grande el abuelo! la ilusión hace que uno se olvide hasta de que necesita ayuda para caminar. Buena lección. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hoy en los blogs se respira un romanticismo un tanto tétrico que tiñe todo de un rojo escarlata... precioso.
    Me ha encantado Cybrghost! Qué decir?
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. Muy bien, Miguel Angel. Este micro es de esos que poseen una estructura supersencilla. Según mi teoría (es sólo una teoría), ese mínimo estructural se basa en una combinación de dos elementos: un brillo y un vértigo. Para mí el brillo de este micro está en la potencia de la imagen. Y el vértigo a ambos lados de la misma: ¿Por qué se arregla tanto el abuelo?, que equivale a decir "¿Adónde va?" Naturalmente se supone que a una cita de amor, pero sólo se supone. Queda abierto a múltiples interpretaciones.
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  14. Muchas gracias todos por vuestros comentarios.

    Pablo, además gracias por lo que me enseñas con tus comentarios.

    ResponderEliminar
  15. La cita le hizo rejuvenecer. Eso está bien.
    Un abrazo, Cyb.

    ResponderEliminar
  16. Hola, no me conocerás seguramente, pero yo me he encontrado con tu nombre en diferentes sitios y he sentido curiosidad.
    Este abuelo que rejuvenece gracias a la magia del amor me gusta, como también otras cosillas que he ido leyendo por ahí, así que no será la última vez que te visite.

    Un saludo


    http://unlibroesunjardndebolsillo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  17. Hola hola. Me gustan especialmente los micros que sugieren más de lo que cuentan, que hacen trabajar al lector.
    Me dejaste con una sonrisa. Un abrazote

    ResponderEliminar
  18. Tor, gracias a ti también por tu comentarios.
    SQA, además de gracias bienvenido.

    PALOMA:
    Además de gracias y bienvenida prometo sacar hueco para echar un vistazo a tu blog.

    ResponderEliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.