ESTÁ USTED ENTRANDO EN UN ESPACIO LIBRE DE TODA POLÍTICA. Gracias por respetarlo.

Puedes contactar también por correo electrónico: coyotevirtual@gmail.com

jueves, 20 de noviembre de 2014

JUEGO DE DIOSES



Pero ya nada sería igual y eso le frenaba. Disfrutaría de la calma y el silencio, solamente roto por los pájaros, las alimañas y los meteoros. Nunca más burlas, ni broncas, ni molestias continuas con las más absurdas excusas. Pero sabía que en algún momento sentiría ganas de tratar con algo parecido a un semejante y ya no podría. Por eso no se decidía a aniquilarlos.



Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

12 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Celebro que te guste. Muchas gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar
  2. Me gusta que los pájaros, las alimañas y los meteoros rompan el silencio Miguel Ángel.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el silencio realmente no existe, por más que yo lo adore. Y cuando existe, es desesperante si se alarga.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  3. Inquietante, me pregunto si quería acabar con toda la humanidad, o solo con su círculo más cercano.
    Un enfoque original e inesperado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo preguntaré yo también, por concretar.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  4. Algo perturbado este misántropo a ver como sigueee. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si sigue no sé si lo veremos jeje.
      Gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  5. Miguel Ángel me gusta mucho esa mirada hacia dentro del protagonista tan bien contada y tan bien rematada con esa duda que le da tanto sentido al relato. Enhorabuena. Suerte y a por el siguiente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ve que no lo suficientemente bien Juan Antonio. Celebro que te guste.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar
  6. Un relato que he leído dos veces con mucho gusto.
    Está muy solo, junto a pájaros, alimañas y meteoros. Y piensa en aniquilarlos, pero no se decide, aunque curiosamente no son sus semejantes y podría hacerlo en cualquier momento. ¡Qué cosa será la soledad que hasta a los "dioses" asusta!
    Me gusta tu micro y que me haga ponerle palabras a esta reflexión quizás errónea, o quizás...no.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las reflexiones siempre son correctas por el propio acto.
      Celebro tu lectura y aún más que te tomes la molestia de comentar.
      Salud.

      Eliminar

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.