Ir al contenido principal

LA NOCHE

Es la hora de las Brujas, de la Magia y los Hechizos, del Amor Fugaz, de los Locos, de los Románticos… Es la Hora de lo Prohibido, de lo Soñado…

Soy Una criatura de la Noche. Para bien o mal, cuando cae la noche las sensaciones se exacerban. Si sufro el corazón duele más, si amo sueño más, si lloro escuece más. Si sueño soy capaz de todo, si venzo mis miedos voy a por todas. Quizá por eso nunca me duermo temprano. Me gusta sentir esa sensación de que una bruma invisible me rodea, me posee. Me siento más inspirado, más libre, más yo.

Es tiempo de conducir solo para templar los nervios o calmar sentimientos. Recorriendo con calma y sin sentido las calles desiertas. Vagando sin rumbo donde tus manos decidan llevar el volante.

Es Tiempo de leer y dejar que tu mente se sumerja de forma casi física en las páginas y te transporte más allá de las letras. O de dejar que la Inspiración fluya a través de tus dedos y ver qué da de sí.

Es tiempo de Soñar con la persona amada, mordiéndote el labio inferior soñando con que algún día serán sus labios. O de recordar con una sonrisa nostálgica momentos especiales con aquellas a quien amaste desde el alma.

Es tiempo de recordar a aquellos que perdiste, por la vida o por la muerte y dejarte embargar por la añoranza de momentos que no se repetirán. O de pensar en aquellos que se han cruzado en tu vida y casi sin saber cómo, se han colado en tu corazón.

Tranquila Noche que se hace sentir enroscándose como un mimoso gato onírico y te contagia con su espíritu.

Cumples a rajatabla una serie de rituales. Bien afeitado, perfumado, la ropa escogida. Una última canción que te haga sentir capaz de todo. Y sales a la calle, buscas la marea humana. Observas, destilas deseo y tus ojos no lo ocultan. Miras con ojos de cazador, te mueves nervioso, alerta, expectante. No quieres dormir sólo, aun cuando lo hagas.

Ríes, bebes, bailas, te dejas invadir por la música, el ambiente. Notas cómo el cansancio llega lento a tu cuerpo, mientras la energía fluye a tu mente y te llena de fuerza.

Noche salvaje y predadora, noche diabólica que te susurra al oído y abre los ojos del deseo.

No necesito que me digan cuando hay luna llena. Lo sé, lo noto. Un extraño nerviosismo me invade. Soy una Criatura de la Noche.

Noche con dos caras, siempre mágica, rodeada de luces tenues, que altera tus percepciones y juega con tus sentidos.

CYBRGHOST


Safe Creative #1102048416900

Comentarios

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST