Ir al contenido principal

PUERTA A LO PERDIDO



Usted es el primero que la abre desde hace un  mes. No nos atrevemos. Un buen día al abrir sólo se veía negrura, un inmenso vacío. Pensé que alucinaba y llamé a mi esposa. Pero lo mismo. Los vecinos no nos creían y lo comprobaron ellos mismos”.
Abrí la puerta y constaté que era cierto, conducía a la oscura nada. Sin embargo, un chiquillo detrás de mi no paraba de dar saltos de alegría, gritando eufórico que habíamos encontrado la puerta a Fantasía.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

Para ReC. Frase obligatoria en cursiva.

Comentarios

  1. El primer párrafo me ha "puesta ahí, frente a la negrura".
    Menos mal que con el niño has quitado hierro porque me temía lo peor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, conmigo suele acabar en lo peor, pero esta vez no.
      Muchas gracias por leer y muchas más aún por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  2. Aaaaahhhh ....la puerta abierta a la Fantasía ¡qué alegría que terminara de esta forma Miguel! Siento haber llegado tan tarde a tu blog, pero esta semana he estado líada grabando un poema para regalar a mi madre en el blog, y me ha costado más de lo que pensaba. En tu micro me rechina un pelín la segunda frase en presente: "No nos atrevemos", ¿no sería mejor "no nos hemos atrevido hasta ahora" o algo así?.... Bueno, que son bobadas mías.... pero lo he leído tres veces y hay algo que no sé qué es en ese punto... lo digo por si lo envías a algún otro lado, sólo por eso. :) Besos amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que disculpar, yo llevo mucho retraso con los blogs, incluido el tuyo. Creo que amabas formas son correctas, creo, no soy ningún experto en gramática. Publicándolo ya casi estoy cerrándole la puerta a más. Chirría si, pero no creo que sea sólo eso. No me convence, pero hay que poner "despojos" de vez en cuando porque me atraen un poco de mi exigua audiencia y comentarios. Si lo utilizase para algo lo reescribiría por completo.
      Muchas gracias por leer, y más por hacerlo así de minuciosa e infinitas por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  3. Dicen que en algún lado está esa puerta, y que hay gente que no se cansa de buscarla. Me alegra mucho escuchar de Fantasía, ya sea por las reminiscencias que me trae de Ende, o por hacia la que tú nos has franqueado el camino. Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Grande Ende, con ese libro a dos colores. ¡Ya quisiera yo traer reminiscencias de él!. No es mi mejor relato ni de lejos, pero la Fantasía a veces es lo único que nos salva. Así que a ver si no perdemos al niño para no verlo todo negro.
      Salud.

      Eliminar
    2. Uy, y casi se me olvida. Gracias por leer e infinitas por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

ÁCIDO

Voy a bañarme en ácido Para quitar la suciedad que infiltra mi piel Y que el jabón no arranca.
Voy a beber ácido Para quitar esta suciedad que ya no está en mi piel, Que invade mis entrañas.
Voy a convertirme en ácido Si no consigo arrancar esta suciedad Que está pudriendo mi alma.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

VERDAD POLIÉDRICA

En una localidad pequeña, pero conocida a nivel nacional por su inestabilidad política, con constantes cambios en la Alcaldía, la jubilación del Cronista Oficial, tras cuarenta años de servicio, es todo un acontecimiento. Se iba el único baluarte de estabilidad y el morbo por sonsacar era tan notorio que se ofreció una rueda de prensa ante el interés suscitado. El Cronista manifestó una gran satisfacción por dejar definitivamente zanjado su trabajo. Un periodista inquirió socarrón acerca del número de páginas suyas en el Archivo. Todos rieron cuando respondió que apenas media docena. Él también, muy aliviado sabiendo que en el próximo traspaso del bastón de mando no le tocaría reescribir una vez más la versión de aquel fatídico día.
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost

ÚLTIMA PARADA

Hacía un día de perros y no veía la hora de que llegara el maldito tren que le devolvería  a casa. Subió apresurado y se sentó en el primer departamento en que halló hueco. Se quito la gabardina y la gorra y más tranquilo, tomó asiento. Una vez acomodado hizo un breve recorrido visual por sus acompañantes: Una señora mayor que miraba alternativamente con recelo a todos los pasajeros mientras asía con firmeza su bolso. Una chica joven, y siendo francos bastante guapa, que bajaba la mirada apenas se encontraba con otra. Un maduro gordinflón que debiera pagar dos billetes, pues ocupaba dos puestos. Y un tipo más o menos de su misma edad, que no se había quitado el abrigo, pese a que no hacía frío en el vagón, y un sombrero tapándole la cara, seguramente tratando de dormir un poco. El tren abandonó aquella infernal estación y continuó su rumbo con intenso y constante traqueteo. Tras recorrer sus buenos kilómetros de llanura, alcanzó las montañas y comenzó el juego de luz y oscuridad de l…