Ir al contenido principal

OBRA INCONCLUSA



Tengo en la cabeza una obra maestra. Sus metáforas son ingeniosas, tanto las literarias como las vitales. Su prosa es riquísima, pero a la vez accesible. El argumento no tiene parangón, y dará que pensar sobre el sentido de la existencia y dilemas éticos. Pero es tan genial que hasta al más estúpido le resultará liviana. No explicita poesía, pero no resulta necesario para que toque el alma y enraíce en la mente. La lucha de las editoriales por hacerse con los derechos va a pasar a la Historia. Vale por si sola un Nobel. Pero no quiere salir.

Cybrghost


Con este relato participé en el Concurso "En 99 Palabras" organizado por Miguel Ángel Molina por el segundo aniversario de su blog. Mi sincero agradecimiento a quienes me honraron con algún punto en sus votaciones.

La imagen corresponde al logotipo del concurso realizada por Clarulina (Clara Varela) y a ella corresponden sus derechos.



Safe Creative #1102048416900

Comentarios

  1. Me parece que sí, que va saliendo y que merece la pena que siga haciéndolo.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que va, soy un compendio de ideas e inspiraciones que la mayoría de las veces no consigo plasmar. Y cuando las plasmo pocas veces quedo satisfecho con el resultado. No obstante gracias.

      Eliminar
  2. Este le recuerdo perfectamente, me llamó mucho la atención.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fu un flash que rumio varios días mi cabeza y que al pasar a papel quedaba cerca de las 99 palabras, así que para esto quedó.

      Eliminar
  3. Confieso que este micro pasó varias de mis "eliminatorias". Si le tengo que poner un pero es que quizás habría apostado por un título más ambicioso. Pero el micro me gustó, me resultó divertido.
    saludillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me costó mucho ponerle título, y no es precisamente el mayor de mis talentos (si es que tengo alguno). Me alegra saber que te gustó entre tanto bueno.

      Eliminar
  4. 99 palabras de una riqueza de vocabulario, emociones y sensaciones que aplaudo desde el otro lado de la pantalla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues muchas gracias. Me alegra tu visita.

      Eliminar
  5. ¿Cuántas veces nos sentimos así? Yo casi todo el tiempo. Magnífico micro que le da una vuelta de tuerca a la terror al folio en blanco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi lo que más me fastidia es que muchas veces la historia está en mi cabeza, pero no puedo escribirla. No obstante, yo jamás tendré esa calidad ni en mi cabeza ni en el folio.

      Eliminar
  6. Lo recuerdo porque me hizo gracia, es algo que a muchos escritores les pasa. La historia, toda, está en la cabeza, pero no hay manera de llevarla al papel.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME alegra saber que a los escritores también les pasa.

      Eliminar
  7. Me gustó mucho, y lo recuerdo bien, estuvo entre los primeros elegidos. A mi también me pasa algo así.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi de continuo. Me alegro que te guste.

      Eliminar
  8. ya va a salir, Cybr., los que te leemos podemos sentirlo!!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooooooo, yo ya toque techo. Pero gracias.

      Eliminar
  9. Otro estupendo micro que se descubre.
    Felicidades, Cyb

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST