Ir al contenido principal

EL TRISTE CUENTO DEL HOMBRE DE HELADO



El Hombre de Helado, al que vamos a llamar HH, vino al mundo en la maldición de un clima suave. Pasaba el día huyendo de sombra en sombra, amparándose en la noche, covirtiéndose en una criatura deforme a golpe de rayo de sol o gota de lluvia en cada descuido.
Tan pronto como reunió confianza en sí mismo, decidió huir al norte, primero en un camión frigorífico y luego de polizón en un carguero.
En su lugar de origen HH era querido, los niños se acercaban a él, sus deformidades eran causa de risas y broma. Sin embargo en el norte su vida era plácida pero terriblemente solitaria. Los niños, embutidos en sus anoraks y forrados de guantes, bufandas y pasamontañas, le ignoraban; los adultos se mostraban hoscos, y algunos incluso le rehuían asustados.
HH acabó por abandonar la ciudad y vagar sin rumbo por la tundra, donde apenas tenía que ver a nadie, y aún así los pocos que encontraba mostraban el mismo recelo.
Finalmente HH tomó conciencia de que no había lugar para alguien tan diferente como él. Un día, bajo el testimonial sol de mediodía, se introdujo poco a poco en el agua, disolviéndose suavemente.
Así es como HH acabó sus días como unas pobres lágrimas dulces, desperdigadas en el Océano Ártico.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Comentarios

  1. Muy triste. En ocasiones todos somos hh...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo escribí en el Taller de Escritura Creativa de la Casa de Las Conchas (del gran Raúl Vacas). No pensaba que fuera a salir así, será que muchos días voy con sueño y eso me afecta al ánimo salió así de triste.
      Gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar
    2. Creo que es bueno por ser triste y contagioso, así que mejor que fueras con sueño, jejeje.

      Eliminar
  2. Triste y poético. Me encanta la metáfora que lleva el nombre Hombre Helado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya aviso que es triste desde el título :-). Muchas gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

VERDAD POLIÉDRICA

En una localidad pequeña, pero conocida a nivel nacional por su inestabilidad política, con constantes cambios en la Alcaldía, la jubilación del Cronista Oficial, tras cuarenta años de servicio, es todo un acontecimiento. Se iba el único baluarte de estabilidad y el morbo por sonsacar era tan notorio que se ofreció una rueda de prensa ante el interés suscitado. El Cronista manifestó una gran satisfacción por dejar definitivamente zanjado su trabajo. Un periodista inquirió socarrón acerca del número de páginas suyas en el Archivo. Todos rieron cuando respondió que apenas media docena. Él también, muy aliviado sabiendo que en el próximo traspaso del bastón de mando no le tocaría reescribir una vez más la versión de aquel fatídico día.
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost

ATRAGANTAMIENTO POÉTICO

El ínclito rapsoda, proclive desde sus más seminales composiciones a las églogas preñadas de rutilantes vocablos, falleció indefectiblemente aquejado de una súbita oclusión faríngea producto de un grandilocuente ataque de petulancia.
Miguel Ángel Pegarz cYBRGHOST

(Música:  (c.c.) Anjey Satori - Forest Surround)

ÁCIDO

Voy a bañarme en ácido Para quitar la suciedad que infiltra mi piel Y que el jabón no arranca.
Voy a beber ácido Para quitar esta suciedad que ya no está en mi piel, Que invade mis entrañas.
Voy a convertirme en ácido Si no consigo arrancar esta suciedad Que está pudriendo mi alma.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST