Ir al contenido principal

LO MIRES COMO LO MIRES, LA MISMA HISTORIA

 


Luego cruzó el pasillo, bajó al sótano y mató al prisionero.  
En Ese momento acababa de tomar una decisión. 
Antes había tratado insistentemente de contactar con sus superiores sin éxito. 
Desde un principio les avisó que no soportaba la incertidumbre, le hacía perder los nervios.

Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

Para ReC. Frase de incio obligado en cursiva


Comentarios

  1. Miguel Ángel, recuerdo esta frase y el micro que la originó, muy bueno por cierto. Me imagino en una situación similar, en una guerra, y creo que tampoco podría con la incertidumbre, pero sabes yo quizás lo hubiese dejado escapar.

    Además, también quería comentarte sobre un post que has publicado en Facebook. No te lo tomes por el lado personal, los blogs están languideciendo poco a poco y aunque sea inexplicable, la gente ha abandonado los suyos y por ende tampoco visita los de ninguno. Ni antes eramos tan buenos como para recibir veinte o treinta comentarios ni ahora tan malos con tan poca atención. En fin, que eso no te quite el sueño y que sigas escribiendo, publicando y lo que creas conveniente, que la ilusión de escribir nace de uno mismo.

    Un fuerte abrazo y perdona por la chapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que tengo un alma muy negra. Sé que los blogs van en declive. Después de 7 años mi blog si es algo personal. No me considero bueno ni ahora ni antes. No lo suficiente. No obstante decirte que yo jamás he tenido 20 comentarios en mi blog, ni en las mejores entradas. No obstante, un poco más de visibilidad sí me gustaría. Seguiré al pie del cañón igualmente, aunque nunca llegue a mi objetivo. Más que temas literarios, para mi esto trasluce otra cosa.
      No hay nada que disculpar y puedes "rajar" cuanto quieras en este espacio.
      Muchas gracias por leer y, siempre, por el dibujito de la derecha, mucho más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  2. Sin duda la falta de certeza en las decisiones de nuestros actos no puede justificar la inutilidad de los mismos. La inacción es otra de las fuerzas de la física en la naturaleza, cuando menos, de la naturaleza humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que sepas que blogger a tratado reiteradamente de tragarse el comentario pese a decir que estaba publicado. A punto de responder "in absentia" (disculpas si no es así).
      La Naturaleza es un todo interrrelacionado sin duda.
      Gracias por leer y aún más por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

VERDAD POLIÉDRICA

En una localidad pequeña, pero conocida a nivel nacional por su inestabilidad política, con constantes cambios en la Alcaldía, la jubilación del Cronista Oficial, tras cuarenta años de servicio, es todo un acontecimiento. Se iba el único baluarte de estabilidad y el morbo por sonsacar era tan notorio que se ofreció una rueda de prensa ante el interés suscitado. El Cronista manifestó una gran satisfacción por dejar definitivamente zanjado su trabajo. Un periodista inquirió socarrón acerca del número de páginas suyas en el Archivo. Todos rieron cuando respondió que apenas media docena. Él también, muy aliviado sabiendo que en el próximo traspaso del bastón de mando no le tocaría reescribir una vez más la versión de aquel fatídico día.
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost

ÁCIDO

Voy a bañarme en ácido Para quitar la suciedad que infiltra mi piel Y que el jabón no arranca.
Voy a beber ácido Para quitar esta suciedad que ya no está en mi piel, Que invade mis entrañas.
Voy a convertirme en ácido Si no consigo arrancar esta suciedad Que está pudriendo mi alma.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

DOPPELGÄNGER

Los dejamos entrar, parecían tan encantadores… tanto que ni siquiera nos planteamos porqué. Comieron en nuestra mesa, jugaron con nuestros hijos. Poco a poco fueron adquiriendo nuestras costumbres, incluso nuestras manías. A la par, nosotros cada día nos encontrábamos más demacrados. Esta mañana han decidido que debíamos marcharnos. Nadie ha parecido reconocernos al salir a la calle arrastrando las maletas. Y nadie parece extrañarnos en el vecindario. Y es que se parecen tanto a nosotros…
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost