Ir al contenido principal

EL SENTIDO DE LA VIDA



Empezó a pensar en un nuevo teorema. Esa era su vida, números y fórmulas. No recordaba en cuantos teoremas fallidos había trabajado ya. Esta vez todo era distinto, todo cuadraba. La tiza escupía cifras y ecuaciones sobre la pizarra. Estaba aun paso de lograrlo.

Lo encontraron ahorcado en su despacho. En la pizarra reposaba una demostración buscada durante años, a falta de un par de sencillas fórmulas.



Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST


Para ReC (Relatos en Cadena). Frase de inicio obligado en cursiva.

Comentarios

  1. Miguel Ángel, a veces nos obcecamos en resolver ecuaciones o problemas que ya no tienen solución o que la misma nos ronda en la cabeza sin que logremos percatarnos de ello. Solo cuando no tiene solución, lo advertimos.

    Me ha gustado la ironía que has utilizado en el microrrelato.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate, me gusta que tú le has dado un sentido completamente diferente al que yo le di al texto, lo cual es sumamente enriquecedor. Gracias.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  2. Joe pues ahora que consigue demostraciones en la pizarra al parecer más claras le da por irse de este mundo. Por cierto que pueden haberlo asesinado y encima le han robado...
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro punto de vista más. Me gusta la variedad jeje no sabía que diese para tanto.
      Gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  3. Mi interpretación y también por la línea de Nicolás, pero leyendo tú respuesta e incidiendo en el título, parece que el asunto puede ir más por la pérdida de la ilusión. Una vez conseguido aquello que tanto le ocupaba, la vida deja de tener sentido para este científico. Sea cual sea la historia que subyace, es de las que dejan poso.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que aunque sea uno de mis puntos más débiles en el microrrelato esta vez el título si cumple con su importancia. No obstante para mi es genial que se preste a múltiples interpretaciones. Celebro que deje poso, no es mal reconocimiento ya que a más no llegará :-)
      Gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Se puede estar toda una vida buscando una solución sin obtenerla y cuando más cerca se está de llegar a ella, viene la desesperación sin conseguir verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De este relato al final me quedaré con las múltiples interpretaciones distintas a la "mía" que están surgiendo.
      Gracias por leer y aún más por comentar,

      Eliminar
  6. Muchas veces, cuando estamos cerca de encontrar lo que tanto buscamos, también podemos estar acercándonos al final. Yo espero que mis tentativas estén lejos de una respuesta.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa era mi idea al escribirlo y nunca imaginé tantas variaciones. Yo como soy muy iluso nunca estoy cerca de la solución.
      Muchas gracias por leer y aún más por comentar.
      Salud.

      Eliminar
  7. Hay fórmulas que por sencillas que sean no somos capaces de aplicar por nosotros mismos y solucionar un problema porque sencillamente no las vemos ni las veremos por nuestro propio bagaje personal: manías, miedos, prejuicios.... Me pregunto si tu relato habla de un despiste ocasional o de esa incapacidad. En cualquier caso gran relato. Mucha suerte :)

    ResponderEliminar
  8. Pues si lees los comentarios previos, yo ya no sé de que va. Yo no pensaba así y creía que era bastante claro. Como deja lugar a la imaginación pero cierra la historia según la veis cada uno pues genial.
    Muchas gracias por leer y por comentar.. aún más.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST