Ir al contenido principal

HIPOCRESÍA ECOLÓGICA


Hoy voy a salirme de mi línea habitual de Microrelato para pasarme al "microensayo". No pretendo ir de moralista ni nada parecido, pero hay un tema que en los últimos días me está indignando bastante.


Si alguien duda que el ecologismo se ha convertido en un negocio que rebusque en las hemerotecas algún artículo sobre la “guerra” por los derechos del dominio .eco entra las empresas-fundaciones encabezadas por Gorvachov y Gore. Y se esperan beneficios millonarios.
No me considero especialmente ecológico. Huyo del término ecologista como de todos los –istas, se ponga lo que se ponga delante. Reciclo, procuro no gastar más agua de la cuenta… como tantos y tantos ciudadanos.
Últimamente asisto atónito a las apelaciones a la responsabilidad ecológica de las grandes marcas. Cierta cadena de hipermercados va a eliminar las bolsas de plástico. Son demoniacas. Tardan 400 años en degradarse, han viajado en el tiempo para comprobarlo. No vamos a fomentar su reciclaje, vamos a eliminarlas. Hoy me llego la factura de mi teléfono móvil. En el sobre indicaban las excelencias de la factura electrónica para cuidar el medio ambiente. En ambos casos (en el segundo si logran éxito) las compañías ahorrarán una ingente cantidad de dinero. ¿Repercutirá en el cliente?. La ecología es maravillosa si engorda la cuenta de resultados.
Las marcas de automóviles están “luchando” por lograr motores más ecológicos, pero ¿cuánto contaminan los motores de competición?. Se investiga el motor eléctrico, pero ¿preocupa de donde sale esa electricidad?. ¿Ayuda al medio ambiente si proviene de una central térmica?. Y ¿alguien se preocupa de obtener motores que mejoren el rendimiento de los biocombustibles?.
A las Administraciones públicas de les llena la boca hablando de preservar el medio ambiente. Pero presentamos los mismos pales a las mismas administraciones vez tras vez. Y si quieren hablamos de las notas interiores con ilimitado número de autocopias.
Conclusión personal: Poco a poco nos van concienciando de la necesidad de mimar a Madre Tierra, muy necesario. Pero que no nos tomen por tontos, su interés principal tiene poco que ver con el Planeta.


Safe Creative #1102048416900

Comentarios

  1. Me alegro de que por fin lo grites a los cuatro vientos y te quites esa carga de encima. Sabes que no estoy de acuerdo con tu reflexión. Me parece bien, que tengas encuenta esa parte de la problemática, pero al final tu mensaje cual es?? lo intentamos o no? Hay demasiadas cosas en esta vida incorrectas y corruptas. Es perfecto que manifiestes que no eres tonto y que sabes que nos están manipulando, pero desde mi punto de vista deberíamos trabajar más en la educación y no dejar que la gente se quedara sólo con este mensaje negativo. La vida está para disfrutarla y actuar consecuentemente con lo que crees. Y el respeto al medio ambiente como ciudadano de a pie, debería ser parte del ser humano, y como no lo es, dejemos que miles de personas que nunca harían nada, se dejen empapar por el espíritu. Puf, ya me callo que peazo castaña ta acabo de largar. Besitos!!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo en el respeto al medio ambiente, pero no en que se lucren a costa de mi conciencia.

    ResponderEliminar
  3. cyber, gracias por tu visita y comentario en mi blog, estoy reescribiendo, de ahí que te haya borrado!. isa

    ResponderEliminar
  4. ademas de todo lo que dices, que estoy totalmente de acuerdo, añadir, que nos estan cobrando en cada producto que compramos y en cuyo embase aparecen las flechas de reciclaje, un tanto por ciento destinado a reciclarlo...pero luego somos nosotros los que seguimos con la cadena de reciclaje, y lo hemos de llevar al contenedor, para que luego...¿se recicle? ¿seguro?????
    Creo que es un engaño y un sacaperras. Ojala me equivoque!!!
    un saludo
    Marian

    ResponderEliminar
  5. Totalmente de acuerdo contigo. Las grandes compañías intentan ahora engordar sus beneficios haciéndose las ecologistas. Esto ha pasado anteriormente con otros "buenismos" o temas solidarios. ¿O no podemos recordar casos de grandes compañías que apelan a nuestros sentimientos para que les compremos sus productos?

    "Por cada producto vendido donaremos X dinero a tal o cual causa (léase la lucha contra el cancer, los damnificados de un terremoto...)"

    Pero esa "donación" a ellos les sale gratis, porque siempre va incluida en el precio del producto, y al final somos nosotros los que lo pagamos.

    La solidaridad de corazón suele hacerse sin darse notoriedad.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST