Ir al contenido principal

BREVÍSIMO DISCURSO


Permaneció sentado en un lateral, completamente ausente, mientras el moderador instruía brevemente a los asistentes sobre su persona. Su atención se repartía entre los apuntes de su locución y los… ¿trescientos?, quizá más, asistentes al acto. Localizó algunas caras conocidas entre los asistentes. Se sorprendió a sí mismo de su tranquilidad y regresó a la realidad cuando los aplausos del público le avisaron de que la presentación había finalizado.
Se levantó ceremonioso y flemático. Trató de colocar perfecta la americana de su traje y se colocó tras el atril. Con gestos intencionadamente lentos y marcados centró el nudo de su corbata, colocó un rictus solemne y carraspeó levemente. Dio un exiguo sorbo al vaso de agua que le acompañaba y centró su atención en el auditorio.
“Verán, hace escasos minutos, he llegado a la conclusión inequívoca de que no tengo nada que decir”.
Y bajo una lluvia de murmullos que arreciaba segundo a segundo, volvió sobre sus pasos y abandonó el estrado.

CYBRGHOST

Safe Creative #1102048416900

Comentarios

  1. jajaja más de una vez me hubiera gustado una alocución así en vez de los ladrillos habituales. Saludillos

    ResponderEliminar
  2. Breve y sincero... ¿cuántas personas hay que hablan mucho y dicen poco o lo que dicen es falso?
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Si todos fueran así de sinceros...

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  4. Me encantaría que un conferenciante tuviera la deferencia de decir eso, cuando no tiene nada que decir!
    Me encanta el micro!

    ResponderEliminar
  5. Y a este no le harán una estatua.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  6. No se necesita más: sí, señor. El micro es así: un destello que gravita sobre la punta de un alfiler. Ojo con las rimas internas que también son importantes (un micro no deja de ser un texto o una porción de prosa que hay que cuidar): me refiero, por ejemplo, a las palabras de fórmula -é-e. En la primera frase hay cuatro: "completamente", "ausente", "brevemente", "asistentes". Si pruebas a buscas sinónimos verás que el texto adquiere más volumen.
    Abrazos fuertes,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito. Si todo el mundo reflexionara antes de abrir la boca, y pensara si lo que va a salir de ella es mejor que el silencio... mejor nos iría.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la opiniones de todos, gracias por la buena acogida y Pablo, gracias por los consejos, quizá debiera revisar algo más mis textos, en parte porque la inspiración me suele venir a altas horas de la madrugada (con sel consiguiente adormecimiento) y en parte porque siempre ando con prisas. Es de agradecer que te tomes la molestia de hacerme la crítica.

    ResponderEliminar
  9. CG, haz caso a Pablo, porque el texto sería perfecto con algún pequeñísimo arreglo. Tienes una prosa muy buena y engancha al lector. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Maite muchas gracias por tu buena opinión y descuida que en la medida de mis humildes capacidades le hago caso, como he dicho antes le agradezco mucho la molestia de hacerme la crítica y el siguiente post he hecho un par de cambios basados en su consejo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST