Ir al contenido principal

TENTANDO EL MAL








Siempre he creído que el Mal nos acecha en la oscuridad, en forma de espíritus resentidos que la luz reprime. La conclusión no es gratuita; siempre he sentido admiración por lo oculto y soy un gran estudioso de la materia. Superada la fase de estudio y enunciación, no queda sino llevarlo al terreno del empirismo. Por eso he decidido venir a esta casa abandonada y deambular a oscuras toda la noche. Tras un par de horas, he tropezado, con resultado de fractura de tibia y peroné. Al final, tuve mi fenómeno para anormal.


Miguelángel Pegarz

cYBRGHOST
 

Comentarios

  1. ja ja ja ja ja.
    Buenísimo, un cambio de dirección genial. Buen humor para un texto que apuntaba a tragedia.
    Muy bien enseñado y muy bien escondido.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Hay que darle algo de humor a todo ¿no?. Al menos intentarlo, que no soy una persona que destaque por él.

      Eliminar
  2. El mal siempre sabe como presentarse para sorprender a sus buscadores y detractores.
    Me gusta lo de para anormal :)
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Je, je, je. Y tanto que lo tuvo.

    Me has hecho reír, Miguelángel.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. No te preocupes, serán cosas de principiantes. La próxima con fractura encefálica.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Muy normal no lo era... Quizás debería dedicarse a ver el Sálvame, es un rango intelectual más normal entre los anormales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te creas, que para ver Cuarto Milenio o Cazadores de Fantasmas y tomárselo en serio...

      Eliminar
  6. Humor negro, del que me gusta. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que tengo un humor muy negro. Celebro que te guste.

      Eliminar
  7. Jajajaja
    Te está bien empleado.
    Esto te pasa por ir a malas con el mal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la urdimbre de tu micro, Cybr!!!
    Las palabras justas para una justa tensión, el rizo final que se resuelve por el humor cuando, al menos yo, no lo esperaba.

    Seguí sucumbiendo a la tentación

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un honor recibir tales palabras de una escritora de verdad.

      Eliminar
  9. Jjajajaj, gracias por las risas. Has puesto una nota de color en este plomizo día sin sol.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, aunque en este país la risa esté infravalorada en las letras.

      Eliminar
  10. Me gustó el ritmo, tiene musicalidad. Una sonrisota al final. (Sólo me perturbó la palabra "siempre" repetida en las primeras dos líneas, no sé si era intencional). Muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es intencional, aunque tampoco lo aprecié tan junto. Si detectas ese fallo muy bueno no puede ser :-). Gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

VERDAD POLIÉDRICA

En una localidad pequeña, pero conocida a nivel nacional por su inestabilidad política, con constantes cambios en la Alcaldía, la jubilación del Cronista Oficial, tras cuarenta años de servicio, es todo un acontecimiento. Se iba el único baluarte de estabilidad y el morbo por sonsacar era tan notorio que se ofreció una rueda de prensa ante el interés suscitado. El Cronista manifestó una gran satisfacción por dejar definitivamente zanjado su trabajo. Un periodista inquirió socarrón acerca del número de páginas suyas en el Archivo. Todos rieron cuando respondió que apenas media docena. Él también, muy aliviado sabiendo que en el próximo traspaso del bastón de mando no le tocaría reescribir una vez más la versión de aquel fatídico día.
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost

ÁCIDO

Voy a bañarme en ácido Para quitar la suciedad que infiltra mi piel Y que el jabón no arranca.
Voy a beber ácido Para quitar esta suciedad que ya no está en mi piel, Que invade mis entrañas.
Voy a convertirme en ácido Si no consigo arrancar esta suciedad Que está pudriendo mi alma.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

DOPPELGÄNGER

Los dejamos entrar, parecían tan encantadores… tanto que ni siquiera nos planteamos porqué. Comieron en nuestra mesa, jugaron con nuestros hijos. Poco a poco fueron adquiriendo nuestras costumbres, incluso nuestras manías. A la par, nosotros cada día nos encontrábamos más demacrados. Esta mañana han decidido que debíamos marcharnos. Nadie ha parecido reconocernos al salir a la calle arrastrando las maletas. Y nadie parece extrañarnos en el vecindario. Y es que se parecen tanto a nosotros…
Miguel Ángel Pegarz Cybrghost