Ir al contenido principal

EN LOS LÍMITES



Tal vez si hubiera preguntado dónde iba este sendero no habría acabado aquí. Hace un calor insufrible al borde de este mar de lava. Debí sospechar antes que por aquí no era. La tierra es gris y yerma, puras cenizas, debí darme cuenta. Y encima no hay cobertura. A ver si ese viejo horrible y el gordito acaban de discutir por no sé qué maldito anillo y puedo preguntarles. De ésta María me mata.

Cybrghost

Safe Creative #1102048416900


Con éste relato tan extraño que me salió, que ni yo mismo sé que pensar de él, participé en la última jornada de Relatos en Cadena de este año.

Comentarios

  1. Jajaja,si estaba confundido, si...mira que irse con el Señor de los anillos...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. el tema del anillo remite la imaginación al Señor de los anillos, suma felizmente este micro a toda la imaginería que esa obra produjo.

    Ah, Cybr., si hubiéramos preguntado a tiempo dónde llevaba el sendero!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. La mala costumbre que tenemos los hombres de fiarnos de nuestro sentido de la orientación y no preguntar cuando nos perdemos...

    Muy divertido, me ha gustado.

    ResponderEliminar
  4. ¡Oye, pues es muy divertido! venga de donde venga la inspiración, aunque creo que el protagonista no las tiene todas consigo en este mundo del Señor de los Anillos.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Buena mezcla. Aunque creo que la espera le va a resultar un pelín larga.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, antes hay que saber a dónde vamos, para dudar si estamos en el camino correcto. (Bueno, estaría mejor si también sabemos por qué vamos hacia allá). Divertido el micro, saludos.

    ResponderEliminar
  7. jajaja, mata a Frodo!! me cae mal!!
    muy original Cybrghost!! mucho!!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  8. jajaja siempre puede echar la culpa al gps, me llevó hasta allí...
    Saludillos

    ResponderEliminar
  9. Está muy bien el micro, el Señor de los Anillos tenía más personajes...ya es hora de que alguien les diera voz.

    Un abrazo Cyb.

    ResponderEliminar
  10. ROSA: se parece al autor, se pierde con facilidad.

    PATRICIA: Los hombres nunca preguntamos... así nos va. No creo que esto merezca la pena ser guardado entre la imaginería de El Señor de Los Anillos, peor gracias.

    CARLOS: y tanto.

    ELYSA: Me alegro que te divierta. No sé, a ver como acaban el gordo y el viejo jeje

    MONTSE: No creas, yo creo que llegados a ese punto esperará poco, la cosa será la vuelta.

    YUN: ya podías haberselo dicho antes jeje.

    SUCEDE: Pobre Frodo, ya tenía bastante con Sam.

    PUCK: ¿GPS? ¿Gerardo Pérez Sánchez?

    ÁNGELES: Gracias, se ocurrió a bote pronto. Me alegro que te parezca que esta bien.

    ResponderEliminar
  11. Además has elejido un momentazo del libro y has colocado tu micro con maestría.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  12. ADIVÍN: Maestría creo que me viene grande, pero muchas gracias. Y el momento me salió así, no es un micro muy meditado.

    ResponderEliminar
  13. En los límites hasta que resuelvan lo del anillo o hasta que termine la peli!
    Vengo del blog de Adivín, "El Abuelo" me encantó.

    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  14. Jejejeje, me has sacado una sonrisa, Cyb, buen intento para ReC ;)

    ResponderEliminar
  15. LUNA: Si, a ver si María tiene tanta paciencia.
    Bienvenida y agardezco tus palbaras sobre el Abuelo.

    MAITE: Me congratulo del lograr tu sonrisa. Y agradezco que te parezca bien intento. A mi este relato 7 de cada 10 veces me parece una castaña.

    ResponderEliminar
  16. Debo ser la única que no me ha recordado al Señor de los Anillos... aún está pendiente de leer.., tú lo llevas en el subconsciente y sin querer te sale, es así, jeje. Me ha gustado mucho!

    ResponderEliminar
  17. CONCHI: Mi subcosnciente está lleno de fantasías de toda clase. Me alegro que te guste.

    ResponderEliminar
  18. La confusión ha resultado al sobecargarnos de imaginería que produce que pensemos en subconciente, como despiertos en un sueño.
    Avenidas naturales de poetas y catadores de buenos vinos.

    ResponderEliminar
  19. CARLOS: Gracias por tu enriquecedora aportación.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST