Ir al contenido principal

DISCURSO FINAL



Estimados conciudadanos:
El momento que tanto temíamos ha llegado. Los últimos esfuerzos no han dado los anhelados y necesarios resultados.
No es momento de reproches ni acusaciones. A estas alturas no sirven de nada. Podemos escudarnos en culpar a las grandes corporaciones pero consideramos que, en un último acto de contrición, todos deberíamos reconocer nuestra responsabilidad. No estuvimos a la altura. Caminamos cómodos y sordos a las señales. Vivimos cómodos y ciegos en la vorágine devastadora de recursos. Y ahora el Planeta nos ha dicho basta, definitivamente. Los científicos calculan, en sus previsiones más optimistas, que nos queda un mes. Por ello, reunido el Consejo, hemos tomado una decisión definitiva.
Daremos a toda la población un plazo de setenta y dos horas; para poner en paz sus almas, despedirse o, si lo consideran oportuno, concluir por sus propios medios. Este plazo entrará en vigor a las cero horas. Transcurrido este periodo, con el fin de evitar una agonía prolongada y un fin tortuoso y cruel, pulsaremos el botón rojo. Así pues. Ciudadanos del planeta, lamentamos comunicarles que el mundo finalizará en setenta y dos horas y tres minutos.
Aunque ya no sirva de nada, lo sentimos. Si hay un Dios, que sepa perdonarnos.

Cybrghost


Safe Creative #1102048416900

Comentarios

  1. Me ha gustado mucho y me quedo con varios detalles. El tono de la misiva está muy conseguido, el botón rojo le da un punto cinematográfico y esa postdata "aunque ya no sirve de nada...! es genial.
    Saludillos desde el fin del mundo

    ResponderEliminar
  2. ¡Ajá! ¿Con qué esas tenemos, eh?...Si nos queda un mes...Dejarnos un mes y no unas pocas horas, que queréis tener la última palabra siempre.

    Miedo me da Cybrg. Parece tan real. Muy bueno.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. Apocalíptico total. Y ese botón rojo... buaf qué miedorrrrrrrr
    Quizá sea lo mejor, que alguien lo pulse ya.

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  4. Sería una de los posibles futuros, por lo menos suena convincente, suena frío pero cuando ya no queda nada supongo que es así como sonará.

    Y como veo que te has apuntado al Ablacc te comento: tienes la palabra cómodo dos veces muy seguida.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. PUCK:
    Gracias, quédate con lo que quieras :-)

    NO COMMENTS:
    Que esperen un poco aún, al menos por mi.

    ADIVÍN:
    Pues puedes ir en paz jaja. Gracias por leer.

    ELYSA:
    Si seguimos así nuestros hijos lo sabrán.
    Podías comentar antes de que puisera ese logo lo que te diera la gana ya ¡eh!. No obstante decirte que es intencionado, una reiteración buscada, como lenguaje de discurso. Si no queda bien es un "fallo" intencionado. Gracias por leer con tanta atención.

    ResponderEliminar
  6. Jo!Si no vengo por aquí ni me entero.
    Pues nada hombre...habrá que celebrarlo, que para todas las penas que llevamos ya, al menos parece que el fin de la crisis ya tiene fecha.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Morrocotudo, sí, señor. "Aunque ya no sirva de nada, lo sentimos." Esa frase de antología lo dice todo.
    Abrazos fuertes,
    P

    ResponderEliminar
  8. ENMASCARADO:
    Pues te sugiero que lo celebres con REM http://www.youtube.com/watch?v=Z0GFRcFm-aY

    PABLO GONZ:
    Honrado de tus palabras.

    ResponderEliminar
  9. BUENÍSIMO!!!! Real como el mundo mismo!!!! Ahora mismo lo comparto
    Lo que más me ha gustado es ese Cómodos y sordos. Cómodos y ciegos... podías haber seguido con todos los sentidos. Le da mucha fuerza
    Un abrazo y mi enhorabuena

    ResponderEliminar
  10. ANITA:
    Agradecidísimo de tus palabras y tu entusiasmo con mi texto.

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno, a mí también me ha gustado ese "cómodos y sordos"... y si yo fuera ellos esperaría al botón rojo, mira que si acabo por mi cuenta y después no lo pulsan... ;-)
    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Se me adelantó Adivín: Amén.

    Me encantó.

    ResponderEliminar
  13. ROCIO:
    Gracias y bienvenida. La forma de acabar es una decisión muy personal de cada uno que no estamos acostumbrados ni a pensar ni a asumir.

    MIGUEL:
    Pues muchas gracias Miguel. A mi me encanta que pases por aquí y gustarte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST