Ir al contenido principal

DOBLE VIDA (Autobiografía ¿ficticia?)



Tengo una doble vida. Una real, donde soy creativo y artístico, y sueño con despuntar. También tengo un submundo en el que ejerzo de enfermero por turnos para pagar las facturas y llevar una existencia de la que no puedo quejarme. Y como soy un solo yo, hay un nexo de unión entre ellas: una mujer maravillosa que me aguanta y cuyo amor me empuja a seguir cuando ambas se derrumban.

cYBRGHOST




Safe Creative
#1102048416900
 

Comentarios

  1. Todos tenemos múltiples vidas. Personalmente procuro mantenerlas en balanza equilibrada, intentando no crear submundos como el que describes, aunque qué duda cabe, que algunas veces una de esas vidas se cae en picado y es entonces cuando hay que agarrarse al eje vertebrador, en tu caso: ¡esa mujer maravillosa!, y es que detrás de un gran hombre ...siempre hay una ¡gran mujer!.

    Un beso muy grande. ¡A no derrumbarse!,
    y si quieres conocer un hecho insólito...pásate por mis palabras.... BESOS. HOY : MUCHOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El equilibro es algo imposible para mi. Y sin el submundo que describo no como :-). De todos modos, ni está escrito recientemente, ni implica derrumbe. Creo que no he expresado bien la idea que quería transmitir.
      PD: Suelo pasar por tu blog, aunque comente esporádicamente. Tampoco pasando se conoce el hecho insólito.

      Eliminar
  2. Preciosa declaración de amor.
    Besotes a repartir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pretendía ser eso, luego no expresé correctamente la idea. Esa mujer maravillosa no suele leerme, de hecho.

      Eliminar
  3. Si sólo es una doble vida, aún es controlable, Cybrghost. Cuando pasa de cuatro es cuando se torna difícil.

    Te confesaré que a mí me ha dejado la misma sensación que a Puck, y que me descoloca tu respuesta a su comentario.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las voces no me permiten más vidas, dicen que si no se me notará demasiado que estoy loco y querrán callarlas. Ella es mi punto de anclaje con la realidad, para que no desvaríe de más. Es sólo un estado descriptivo de mi mismo, de lo que me gustaría y lo que soy.

      Eliminar
  4. Me gusta que tú te identifiques con el creativo, aunque somos muchos. Y que ella te ponga los pies en la tierra... suele ocurrir.
    Un abrazo a todos y a ella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustaría identificarme con él. Pero vamos que que yo sepa creativos hay muchos.

      Eliminar
  5. También llevo una doble vida, cada tres días no tengo vida, sólo trabajo y los otros tres vivo, escribo, respiro...Y también tengo un hombre al que amo que me ancla ala realidad...
    Besos desde el aire :)

    ResponderEliminar
  6. A mi ella a veces me ancla o me despega, depende. Yo es más un deseo que una realidad.

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena si es autobiografía, afortunado. Enhorabuena también si es ficticia.

    Un saludo indio
    Mitakuye oyasin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que me pago las facturas como enfermero es real, que sin ella ya estaría internado en alguna parte también. El resto francamente cada día tengo menos idea de nada.

      Eliminar
  8. Joer Cyb, si es verídico, me alegro mucho por ti.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puff como digo mas arriba ni sé. Es más muchos días estoy más cerca de dejar de escribir que de dedicarme a ello. Parra eso hace falta mucho talento y constancia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Si Alguien Tiene Algo Que Decir Que Hable Ahora...O Cuando Le de La Real Gana.

Entradas populares de este blog

HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO

Cuando me casé con mi esposo, ya conocía sus arranques de genio. Los conocía yo y media comarca, tal era su calibre. No obstante, como le amaba con locura, jamás ni amagó con levantarme la mano, y tal cual venían se iban, yo los toleraba. Era habitual que abriera la ventana vociferando y arrojara botellas, jarrones, sillas… todo lo que imaginen. Pero el otro día en su arrebato cogió a nuestro hijo. Ahí ya tuve que plantarme y le puse en la calle; por la ventana, por supuesto, como a él le gusta.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST

LA HISTORIA DE CAPERUCITA Y EL CAZADOR

No fueron felices. Y no comieron perdices. Ella apenas acaba de estrenar su mayoría de edad. Era una chica culta, liberada, con aspiraciones y posibilidades. Tenía toda una vida por delante y ganas de comérsela. Él ya estaba en su segunda madurez, era un hombre tosco, poco formado y sentimentalmente precario. Estas historias funcionan bien en los cuentos y en determinadas películas, pero cuando se pasa la última página, cuando acaban los títulos de crédito, la realidad suele ser otra. La fascinación por el salvador y el hombre maduro funcionó un tiempo. La atracción por la afrodita de suaves curvas y pecado hecho carne también. Pero al poco tiempo ella comenzó a verse limitada, atada demasiado corto, privada del aire que siempre quiso. Él fue no soportando que se creyese más lista, y menos aún darse cuenta de que lo era. No soportaba las miradas de otros sobre ella, ni que las tolerase y disfrutara. Ella estaba cada día más cansada de sus pocas luces y su estrechez de miras. A él, ella…

EL HIJO PRÓDIGO

Sigo observando mi trocito de cielo, exactamente el mío; aunque parezca imposible estar seguro, sé cuál es. Voy a ir allí pronto. Ya sé que dejo docenas, cientos, miles de cadáveres tras de mí, pero alguien tiene que descubrir y ajustar cuentas a los traidores a la Causa. Por eso me mandó aquí, y Él lo sabe, pese al numerito que montó para echarme ¡Si no fuera por mí tendría la casa repleta de indignos y traidores! Acabará por asumirlo. Dentro de poco volveré y tendrá que reconocer mis servicios. Pronto las puertas del cielo se abrirán para Lucifer.
Miguel Ángel Pegarz
cYBRGHOST